Blog International House

¿Qué ventajas tiene el bilingüismo? (I)

Publicado por Luis Herrero on Thu, Oct 16, 2014

international_house_madrid

Con este artículo iniciamos una breve serie de textos en los que trataremos de desentrañar las principales ventajas, dudas y mitos que rodean al bilingüismo. La cantidad de estudios y literatura disponible sobre este tema es abrumadora, así que nos limitaremos a sintetizar sus aspectos principales. Para empezar, expondremos algunas ventajas del bilingüismo que describen recientes estudios en los que se han tenido en cuenta los últimos descubrimientos lingüísticos y neurológicos. Todas ellas están extraídas de este completo y técnico artículo (en inglés, naturally), cuya lectura no podemos dejar de recomendar a los interesados en aprender sobre el bilingüismo:

  1. Los niños bilingües aprenden antes las relaciones taxonómicas.
  2. Los adultos bilingües aprenden palabras nuevas con mayor facilidad.
  3. Cada ítem lingüístico activa ambos lenguajes en las personas bilingües.
  4. Los bilingües descartan con mayor facilidad la información irrelevante, sea ésta verbal o no verbal.
  5. La demencia senil aparece más tarde en las personas bilingües.
  6. Los bilingües tempranos (quienes lo son desde la infancia) tienden a procesar el lenguaje usando ambos hemisferios cerebrales.
  7. Los bilingües tienen mayor densidad de materia gris en ciertas zonas de su hemisferio cerebral izquierdo.

international_house_madrid

¿Es tan importante adquirir un segundo idioma de pequeño? Aunque esta pregunta pueda parecer baladí, existen detractores de esta práctica que, con mejores o peores argumentos, temen que la adquisición simultánea de dos idiomas puede acarrear problemas de aprendizaje en edades muy tempranas (desmontaremos algunos de estos mitos en el próximo artículo de este blog). Uno de los mayores expertos en el desarrollo del lenguaje, el neurólogo Steven Pinker, mantiene una posición clara: cuanto antes se aprenda un segundo lenguaje, mejor; basa esta afirmación en sus observaciones de emigrantes llegados a EEUU de pequeños y su dominio del inglés según la edad a la que hubieran comenzado a estudiarlo. Se estima, por cierto, que para que un niño llegue a ser bilingüe debe escuchar el segundo idioma durante al menos un 20% del tiempo

Por resumir lo anterior, una de las ventajas más importantes del bilingüismo es la que concierne al desarrollo cerebral, y que podríamos agrupar, grosso modo, en el apartado de “flexibilidad cognitiva”, pensamiento meta-cognitivo, desarrollo de la percepción y habilidad clasificatoria; esto ocurre, por ejemplo, cuando un niño bilingüe acepta desde muy temprano el hecho de que para un mismo objeto existen diferentes palabras que lo denominan, según el idioma que emplee, favoreciendo que busque soluciones alternativas o que esté más abierto a diferentes interpretaciones.

En cuanto a los adultos, la habilidad de aprender con mayor facilidad vocabulario nuevo que antes hemos señalado conduce a menudo al quinto punto: el ejercicio cerebral que supone retrasa la aparición de la demencia senil o, como dicen en este artículo de la BBC, el bilingüismo “protege el cerebro”. Aunque todavía no ha sido investigado en profundidad ni se conocen las implicaciones exactas, los estudios que se han llevado a cabo hasta ahora —como éste, en la India— demuestran que la agilidad mental y la velocidad de respuesta es mayor entre los ancianos que manejan dos idiomas frente a los que sólo se expresan en uno.

bilingüismo

Otra de las mayores ventajas que concede el bilingüismo es la habilidad para descartar la información irrelevante; al parecer, el cerebro de un bilingüe tiene que aplicarse habitualmente en la tarea de discriminar palabras fonéticamente similares para quedarse con la correcta, de forma que ese ejercicio activa las áreas del cerebro que permiten centrarse en algo y rechazar el ruido de fondo. Lo interesante es que esto se aplica no sólo al lenguaje, sino que los test han demostrado que los bilingües desarrollan esta habilidad en otros procesos cognitivos.

En este artículo de El País también se señala que una persona bilingüe, por su capacidad de manejar las interferencias entre uno y otro idioma, estará mejor capacitada para entender a varias personas que hablan simultáneamente. "Los niños bilingües pueden tardar más en hablar, pero no en comprender", precisa Gemma Sanz, profesora de Didáctica de Lenguas Extranjeras en la Universidad Autónoma de Madrid.

Por último, es habitual que las personas monolingües recurran a estrategias tales como pronunciar una palabra en voz alta o usar recursos mnemotécnicos cuando tratan de asimilar vocabulario nuevo, pero los bilingües son capaces de adquirir vocabulario nuevo sin necesidad de ello. De hecho, disciernen con mayor facilidad los errores o imprecisiones ortográficas; reconocer una misma palabra en dos idiomas a la vez otorga una ventaja para el hablante que es capaz de reconocer sus diferencias fonológicas.

Confiamos en que este breve resumen de las ventajas del bilingüismo os haya resultado interesante. Por supuesto, la forma más sencilla de ser bilingüe es hacer alguno de nuestros cursos. En el siguiente artículo del blog de International House Madrid analizaremos algunos mitos sobre el bilingüismo y trataremos de determinar hasta qué punto son ciertos. ¡No os lo perdáis! 

Temas: Curiosidades sobre idiomas