Blog International House

Por qué las charlas TED son perfectas para aprender inglés

Publicado por Luis Herrero on Wed, Sep 7, 2016

international_house_madrid.png

¿Por qué las charlas TED en concreto? ¿Qué hace que estos vídeos sean especialmente útiles para aprender inglés y otras lenguas? A fin de cuentas, en internet disponemos de miles de contenidos en el idioma que queramos practicar. Os explicamos en cinco puntos por qué estas charlas pueden seros de gran ayuda como apoyo para vuestros cursos de idiomas en International House Madrid:

    • Las charlas TED se realizan en decenas de países del mundo, de forma que no sólo puedes aprender inglés con ellas. Desde el francés o el alemán hasta idiomas realmente minoritarios (¿te apetece aprender bengalí, macedonio o tagalo?), seguro que encuentras el que buscas en esta asombrosa Torre de Babel.
    • Todas las charlas están subtituladas en infinidad de idiomas. Así que, por ejemplo, en función del nivel que tengas, puedes disfrutar de una misma charla en inglés y sin subtítulos, con subtítulos en inglés o con ellos en español. Tampoco es mala idea verla más de una vez, y terminar haciéndolo sin apoyo de subtítulo alguno.
    • Abarcan infinidad de temas: lo malo de practicar inglés mediante películas o canciones es que a menudo el abanico temático del que disfrutas por estos medios es relativamente limitado. El tono es a menudo coloquial y no suele ser fácil encontrar en ellas vocabulario técnico. En TED sólo necesitas usar el buscador de temas para encontrar los asuntos más diversos, sea cual sea tu campo de interés. Y, de esta forma, practicarás el léxico específico que más te convenga o atraiga. Unas cuantas de ellas, por cierto, tratan sobre los idiomas y la forma en que nos relacionamos mediante ellos.

aprender_inglés.png

    • Son cortas, concretas y la oratoria suele ser excelente: su duración media es de 10 o 15 minutos, en los que cada ponente debe esforzarse por exponer un tema complejo de forma sencilla, lo más sucintamente que pueda. Esto garantiza que no se anden por las ramas y que casi siempre expongan sus argumentos con gran claridad. Asimilar no sólo el vocabulario nuevo, sino también sus estrategias comunicativas y sus recursos retóricos, te será de gran ayuda para aprender a expresarte de forma óptima, a participar en un debate o a organizar mejor la estructura de un texto.
    • Gracias al cosmopolitismo que da a TED su sentido, si escoges bien las charlas podrás adquirir un mayor conocimiento de otros países y culturas, alternar entre puntos de vista muy diferentes y contrastar o refutar algunas de tus ideas preconcebidas sobre ellos. Nunca está de más recordar hasta qué punto el aprendizaje de un idioma puede implicar asimilar nuevas concepciones sobre el mundo.

Pese a todo lo que acabamos de señalar, no todo el monte es orégano: más allá de su indudable utilidad como vehículo para aprender idiomas que desde aquí refrendamos, no faltan quienes critican la filosofía detrás de las charlas, como por ejemplo el autor de este artículo. En ellas abundan los ponentes cuyo enfoque es cercano al propio de la autoayuda; tienden a simplificar problemas complejos para ofrecerlos en cómodas píldoras que adulan y hacen sentirse bien al oyente. También su formato, al ser siempre más o menos el mismo, acaba dotando a la mayoría de contenidos de un aspecto homogéneo y esa cierta previsibilidad propia de las películas de Hollywood con final feliz. También se ha señalado cómo en algunos casos las charlas son usadas por figuras públicas como un medio de autopromoción, más que como una forma desinteresada de divulgar el conocimiento.

Aún teniendo en cuenta estas objeciones, muchas de ellas son un punto de partida interesante para descubrir diversas materias y contenidos que muchas veces pasamos por alto, ya sean innovaciones tecnológicas, avances médicos, reflexiones sobre nuestra forma de relacionarnos con otros y nuestro entorno, etc. Conviene no dejarse guiar en exceso por el número de visitas de cada vídeo, puesto que a menudo los más populares resultan ser más tópicos y de carácter generalista; resulta a menudo más estimulante guiarse por la propia intuición y saltar de tema en tema sin prejuicios.

Esperamos que os resulten útiles para complementar vuestros estudios. Y, en caso de que aún estéis buscando un curso con el que aprender inglés u otros idiomas, os recomendamos que visitéis la página web de International House Madrid, en la que es posible encontrar uno adaptado a tu nivel e intereses de aprendizaje. 

Temas: Cultura