Blog International House

Aprender alemán, inglés, francés... ¿Qué famosos son políglotas? (II)

Publicado por Luis Herrero on Thu, Apr 30, 2015

(Haz clic aquí para leer la I parte del artículo) Aunque dominar múltiples idiomas es algo deseable para casi todo quisqui, pues permite entenderse mejor al viajar, aumentar las oportunidades laborales de uno, leer o ver cine en diferentes lenguas, o simplemente fardar y epatar mucho ante propios y extraños, para algunos profesionales es casi un asunto capital -o debería serlo-: políticos, deportistas de élite o actores suelen verse obligados no sólo a viajar mucho, sino también a expresarse ante las cámaras en lenguas que muy a menudo no dominan. Aunque en ocasiones pueden valerse de intérpretes que lo hagan por ellos, o incluso salvar la cara chapurreando algunas frases para quedar bien, el escrutinio del público suele ser implacable, y las pifias lingüísticas de los famosos copan al instante diarios y redes sociales. Esta vez, dado que somos gente de buen corazón, correremos un tupido velo sobre esta historia de la infamia y nos centraremos en los más diestros en el manejo del idioma. Vamos con ellos:

Actores bífidos, trífidos y más allá

Como hay listas sobre cualquier cosa que los actores de Hollywood digan o hagan, no podía faltar una sobre los más hábiles en otros idiomas. Tampoco es que ninguno de los que mencionan en esta lista sea precisamente un hiperpolíglota, aunque no deja de ser curioso saber que Natalie Portman es capaz de defenderse en hebreo, que Gwyneth Paltrow maneja con soltura el español o que Viggo Mortensen hace lo propio en danés, inglés y el español, además de saber hablar francés e italiano, y entender noruego y sueco. ¿Tal vez el actor más políglota de Hollywood?

international_house_madrid

Pues no: el hipotético galardón recaería sobre Christopher Lee, uno de los mejores actores de terror de todos los tiempos, más conocido recientemente por su papel como Saruman en las películas de “El Señor de los Anillos”; Lee domina ni más ni menos que cuatro idiomas: inglés, francés, alemán, italiano y español, además de saber desenvolverse en griego, ruso y sueco. Otras dos actrices que podrían acompañarle el el podium son Salma Hayek, quien habla inglés, español, árabe y portugués, y Milla Jovovich, que conoce el inglés, el serbio, el inglés y el francés. 

Debemos hacer una mención especial para Christoph Waltz, quien no sólo habla con soltura inglés y francés, además de su alemán nativo, sino que tal rasgo fue en parte -además de sus tremendas dotes actorales- el que le hizo conseguir el célebre papel del coronel Hans Landa en "Malditos Bastardos", película en la que disfrutamos de su increíble soltura y desparpajo para los idiomas; el propio Quentin Tarantino señala que “Malditos bastardos” estuvo a punto de no rodarse porque no era capaz de encontrar a un actor apto para el papel hasta que conoció Waltz. No obstante, según explicó el propio actor, pese a que en la película lo use con fluidez, el italiano no es un idioma que domine

aprender_aleman

Deportistas con don de lenguas

Muy a menudo ponemos el grito en el cielo cuando un famoso es incapaz de expresarse en el idioma del país que le acoge, pese a llevar en él bastantes años. Quizás los casos que más pitorreo suscitan son los de los deportistas de élite, con especial mención para los futbolistas. Un caso paradigmático de esto es el del comentarista deportivo Michael Robinson; en realidad, su español es casi impecable, pero no así su acento, tan marcado que se ha convertido en un sello de identidad. De hecho, él mismo reconoció que lo exageraba para mantener su sello de identidad (algunos rumores apuntan a que su contrato lo estipula, pero no hemos podido comprobar la veracidad de esto). Como no es nuestra intención hacer leña del árbol caído, echaremos una ojeada a algunas excepciones a la regla:

Rafael Nadal y Pau Gasol son trilingües (español, catalán e inglés, si bien el acento inglés del segundo es mucho más natural que el del primero), y el exentrenador del Real Madrid José Mourinho se desenvolvía en portugués, francés, inglés, español e italiano; no se quedaba muy corto su homólogo barcelonista, Pep Guardiola, quien impresionó a más de uno con su rápido aprendizaje del alemán, al que suma el dominio del inglés, el francés y el italiano. Y sin salirnos del balompié, todavía son más impresionantes las dotes del entrenador de la selección de fútbol inglesa, Roy Hodgson, quien es capaz de expresarse en ocho idiomas.

international_house_madrid

Políticos y líderes religiosos

Entre los políticos no cunde tanto el ejemplo; de hecho, una de las grandes quejas acerca de su preparación para el cargo suele centrarse en la abundancia de políticos monolingües que existe en España, y la mala imagen que esto provoca en el extranjero. Veamos qué honrosas excepciones existen a esta mala fama: Luis de Guindos, ministro de Economía, se defiende en inglés y francés, igual que Miguel Arias Cañete; en la bancada socialista, tanto Pérez Rubalcaba como Elena Valenciano dominan también esas dos lenguas. Sin embargo, entre los líderes de los principales partidos, parece que la palma se la lleva Pablo Iglesias, quien es capaz de expresarse en francés, italiano e inglés (aunque su pronunciación, como demuestra este vídeo, dista de ser perfecta). ¿Y qué tal está la cosa más allá de nuestras fronteras? Aquí podéis echar una ojeada a las dotes lingüísticas de políticos de lo más dispar: Schwarzenegger hablando alemán, Putin expresándose en español, Sarkozy en inglés, etc.

Y notables políglotas notables han solido ser los papas, quienes no sólo necesitan dominar lenguas muertas para estudiar teología, sino que habitualmente se dirigiren a fieles de los orígenes más variopintos; por ejemplo, de Juan Pablo II se dice que hablaba entre ocho y once idiomas con fluidez; Ratzinger hacía lo propio con cinco; Bergoglio, el actual papa, domina el español, el alemán, el latín y el italiano.  

aprender_aleman

Los fuera de serie

Según explican en este artículo de Yorokobu, la persona que más idiomas ha llegado a dominar fue John Bowring (en la imagen), quien supuestamente se defendía en 200 idiomas y hablaba correctamente 100 de ellos. Debemos tener en cuenta, como apuntan en el mismo artículo, se trata de marcas muy difíciles de comprobar, y que siempre depende de dónde ponga uno el listón de lo que se entiende por “dominio de un idioma”. Sirva como ejemplo el caso que comentan, el de Ziad Fazah, que acudió a la televisión para demostrar su dominio de las más diversas lenguas, pero su fracaso fue estrepitoso.

En la actualidad, el más renombrado políglota es el griego Ioannis Ikonomou, quien con muy buen tino trabaja como traductor. ¿Cuántos idiomas habla? Ni más ni menos que 32 diferentes. Quizás parezca poca cosa en comparación con los 100 que se atribuían a John Bowring, pero lo cierto es que en este caso podemos comprobarlo de primera mano y existen testimonios fiables de sus habilidades.

En International House Madrid damos gran importancia a aprender diferentes idiomas; por eso, aparte de nuestros cursos para aprender inglés, disponemos de programas para aprender alemánfrancés y otros idiomas bajo demanda. ¡No pierdas la oportunidad de aprenderlos! Si te ha gustado este artículo, no dejes de leer su primera parte, en la que se explica en qué consiste el poliglotismo.

Temas: Cultura, Curiosidades sobre idiomas