Blog International House

Disfruta del curso de verano en Palermo con International House Madrid

Publicado por Luis Herrero on Mon, Mar 23, 2015

palermo4

Palermo, capital de Sicilia, no sólo es un destino vacacional idílico en el que disfrutar de unos relajados días de sol, playa, hospitalidad y buena comida, sino también una de las ciudades con mayor legado cultural dentro de un país en el que no es precisamente fácil destacar en dicho ámbito. Su patrimonio artístico, lejos de limitarse a una época concreta, abarca desde el periodo clásico hasta el art nouveau, desde el arte normando al barroco, y en él se pueden rastrear las influencias romanas, fenicias, árabes o púnicas, fruto de una historia tan caótica como fructífera: el sueño de todo amante del eclecticismo y del tan cacareado pluralismo cultural (eso que los estadounidenses denominan con la expresión melting pot). O, por resumir, “una ciudad que parece imaginada por un niño poeta”, afortunada descripción alguien cuyo nombre no recuerdo empleó para describirla. A continuación sugerimos algunas razones por las que no deberías perderte Palermo este verano:

El idioma

Por más que el italiano carezca de la inmensa difusión del inglés o el prestigio en el ámbito laboral del alemán, cualquiera de sus afortunados hablantes jura y perjura que es el más bello, musical y romántico de todos, una afirmación ante la que es difícil llevar la contraria. A los más pragmáticos tal vez les interese saber que cuenta con 65 millones de hablantes en todo el mundo, y que las comunidades italianas están repartidas por varios continentes, algunas de las mayores situadas en lugares tan diversos como Argentina, Estados Unidos o Australia (donde es, curiosamente, el segundo idioma más hablado tras el inglés). Y, por supuesto, aprender italiano garantiza el acceso a un legado literario y artístico prácticamente sin parangón

El arte y la arquitectura

La influencia árabe y normanda es notable en Sicilia, y muchas de sus joyas arquitectónicas se deben a estas influencias foráneas. Por ejemplo, la iglesia de Santa Maria dell’Ammiraglio, conocida como La Martorana, exhibe influencias árabes normandas del siglo XII, así como mosaicos bizantinos y elementos renacentistas, que la convierten en un edificio de fascinante eclecticismo (ver siguiente foto), a lo que se añade la peculiaridad de que en ella se celebran las misas según el rito bizantino -la iglesia pertenece a la comunidad albanesa de Sicilia-. Otra visita esencial para conocer el arte religioso de la ciudad es la Capilla Palatina, que data del siglo XII y contiene exquisitas obras realizadas con mosaicos. O el Palacio Normando, que, al igual que La Martorana, exhibe en toda su gloria las diferencias estilísticas y arquitectónicas que confluyen en Palermo.

Santa_Maria_dell_Ammiraglio_2009_Palermo

El Teatro Massimo es otra de las joyas de la ciudad; construido a finales del siglo XIX, es el mayor de los teatros italianos dedicados a la ópera. Por fortuna para los aficionados a la música o la arquitectura, el teatro reabrió sus puertas en 1997 tras un largo periodo de abandono, y, como se puede ver en su página web, programa no sólo ópera, sino también ballets o conciertos de piano

Las Catacumbas de los Capuchinos se han convertido en otra de las visitas más célebres de la ciudad, con sus más de 40.000 visitantes anuales; quizás no sean plato de todos los gustos, pues su contenido es capaz de poner los pelos como escarpias hasta a los mayores aficionados al cine de terror: en ellas se encuentran expuestas ante el público nada menos que 8.000 momias en diferentes estados de conservación, agrupadas según su estatus social, sexo o edad, como era habitual siglos atrás. El museo también ostenta el –un tanto macabro- honor de albergar la momia mejor conservada del mundo, como señalan en este artículo del diario ABC. Creemos que en este caso está justificado el tópico de afirmar que este museo es único en el mundo.

capucini7

La gastronomía

Como no sólo de arte vive el viajero, es obligado señalar que Palermo destaca por su fabulosa gastronomía. Por ejemplo, los helados son uno de los postres más célebres, no sólo en la región, sino en toda Italia; de hecho, no faltan quienes aseguran que el helado fue inventado en Palermo. En este enlace (en inglés) disponéis de una guía por las mejores heladerías y confiterías de Palermo, muy útil para los aficionados a los dulces. La pasta, como no podía ser menos, es la comida más apreciada por los palermitanos -¡toma gentilicio!-, si bien hay que tener en cuenta que los sicilianos tienen especialidades propias que no encontraréis en los restaurantes italianos más convencionales; por ejemplo, la pasta con sardinas, las chuletas de cerdo rellenas, el arancino (bolas de arroz rellenas), etc. Ofrece, en resumen, una buena oportunidad para comprobar que la dieta italiana es mucho más que las pizzas y las diferentes variantes de la boloñesa y la carbonara. En esta guía de Condé Nast Traveller (en inglés) aparecen unas cuantas referencias gastronómicas que pueden seros útiles.

Sus playas

La playa de Mondello hará las delicias de quienes busquen algo de sol y descanso tras el curso o un intenso día de turismo. Situada a 13 kilómetros del centro de Palermo, esta playa de aguas cristalinas y arena blanca es un fuerte reclamo turístico y un lugar idóneo para pasar las horas de la tarde –o de la noche, pues suele ser un lugar bastante animado. En general, entre las playas sicilianas se encuentran algunas de las más atractivas de Italia, así que no es mala idea visitar algunas de las cercanas a Palermo, como por ejemplo la de Cefalú o alguna de las que proponen en el blog 101 Viajes.

playa-mondello

Nuestra academia

En ella te sentirás como en casa: nuestras instalaciones están dotadas con todos los recursos didácticos y tecnológicos necesarios para hacer de tu curso la mejor experiencia de aprendizaje posible. Y se encuentra en pleno centro de Palermo, para garantizar que saques el máximo provecho a tu estancia y no necesites desplazarte para disfrutar de los encantos de la ciudad. Todas las tardes programamos visitas e itinerarios culturales para que la inmersión cultural sea completa; además, disponemos de cursos especiales de submarinismo, y un programa que aúna el estudio del italiano con prácticas profesionales. En la web de International House Madrid tienes toda la información necesaria sobre las características del curso y su precio, y también puedes verla en nuestro catálogo de cursos en el extranjero. ¡Esperamos que disfrutes de tu viaje!

Temas: Cultura, Viajes Lingüísticos